23 julio 2015

Hormigas de verano

Maravilloso texto de Laura Muñoz sobre Subsuelo, publicado en el blog oficial de la Semana Negra de Gijón. También la foto, como todas sus fotos.

"Doble salto mortal mientras las hormigas campan a su suerte. Caminan y se reproducen y roban los engendros de otros hormigueros. Parecen caminar al ritmo del latido de las consecuencias de un accidente. Cualquiera. Se comunican bombeando feromonas bajo el suelo que pisan los mellizos. Sus padres. Los amigos de sus padres. Ajenos al veneno que fermenta una noche.

"Pero el aire absorbe. A veces. Y entiende de reacciones químicas. Sexuales. Adolescentes. Los pantalones cortos del verano. Las marcas del bañador. La pierna que roza otra pierna. Masculino y femenino y la falta de género cuando llega la desgracia. Porque un instante lo puede todo. Para bien y para mal.

"Los violines dando la bienvenida a la calamidad. El instinto animal y los animales, presentes. Arañan y aprietan y, sobre todo, alertan.

"En esta suerte de tragedia, Marcelo Luján atrae al lector haciendo uso de una curiosidad que mata más que al gato. Un entreno obligado para lo que ofrece a través de los episodios que componen Subsuelo. Un manual de instrucciones que prepara para lo peor. Cuando aún está por pasar. Y se sabe. Se espera. Hasta se teme al doblar las páginas. Subsuelo eriza, asusta, escupe cosas que son registradas con cierto pudor pero que, se intuye, serán útiles.

"El teatrillo con un escenario simple y donde el telón no existe. Prima la austeridad y no hace falta atrezzo. Todo a la vista. Sin más backstage que la estrategia de la estructura. Una narrativa con elemento clave: la verosimilitud.

"Es así. Una piscina. Dos veranos. Los mellizos que apenas necesitan tener nombre para ser reconocidos. LA MADRE. Que no puede todo pero intenta. Capas de mentira que ahogan más que la fiebre y el fuego del acontecimiento. El chantaje que es la soga que se cierne. Despacio. Suave.

"Un análisis del ADN de la maldad. En toda regla. Y sin ceñirse a ninguna".

19 junio 2015

Verano en Madrid

Taller de novela negra - Fuentetaja

Nivel: Inicial
Periodicidad: Intensivo
Duración: 1 mes
Apertura de grupos: Agosto
Del 4 al 25, inicio el martes día 4
Horario: Martes de 19,00 a 22,00 h.
Precio del curso: 175 Euros
Modalidad: Taller presencial en Madrid. Aulas en pleno barrio de Las Letras: Calle Cervantes 21, entreplanta.
Si no puedes asistir de forma presencial a este taller, puedes visitar en este enlace nuestros talleres a través de Internet
Coordinación: Marcelo Luján   

Este taller trabajará, mediante textos y ejercicios prácticos, las diferentes formas de abordar una historia que pretende convertirse en novela. El aspecto “negro” de dicha historia será desarrollado desde un segundo plano discursivo. Contaremos, en algunos casos, con la presencia de autores reconocidos, quienes aportarán al taller su óptica y su modo de sortear las diferentes problemáticas del género.

26 abril 2015

Subsuelo en Milán

Encuentro con Marcelo Luján / Conferencia
Comienza el nuevo ciclo de encuentros 2015 bajo el titulo "Palabras contemporáneas" organizado por el Instituto Cervantes de Milán en colaboración con el departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad Católica de Milán.
El catedrático y escritor (Premio Nacional de Guatemala), Dante Liano, dialogará con Marcelo Luján.
miércoles 29/4, 11:30hs
Università Cattolica del Sacro Cuore (Milán) - Aula Pio IX
Via Nirone, 15 - Milán


Club de lectura Subsuelo de Marcelo Luján / Coloquio
Los participantes en estos clubes leen la obra elegida y se reúnen periódicamente para analizarla y comentarla. En este caso con la presencia del autor y coordinado por Valeria Correa.
miércoles 29/4, 18:00hs
Instituto Cervantes - Biblioteca
Via Dante, 12 - Milán

09 abril 2015

Futuro inmediato

Subsuelo. Carles Ros en Cosecha roja

(...)
Posiblemente uno de los valores más sobresalientes de Subsuelo es la capacidad de la historia para crear y renovar el suspense a medida que progresa. Marcelo Luján es un escritor habilísimo en este sentido. Con recursos aparentemente sencillos consigue que la tensión se propague como un incendio que multiplica sus focos por acción del viento. Tras una primera lectura creemos identificar dos técnicas que podrían parecer contradictorias pero conjugadas tal y como lo hace Luján se ayudan mutuamente y multiplican el efecto mencionado.

la reseña completa, aquí

30 marzo 2015

La intensidad y la inquietud

Subsuelo. Ernesto Calabuig en El Cultural

(...)
El asunto de cómo un mal azar y las zonas más oscuras de la mente humana pueden hacer saltar por los aires los proyectos y vidas de los seres humanos, es central en la narrativa de Marcelo Luján (Buenos Aires, 1973). Lo era también en la fatal peripecia que acorralaba progresivamente, a su regreso a Argentina, al músico protagonista de su anterior novela, Moravia. Siempre hay, en Luján, un proceso bien detallado, una trama inesperada cosida por el narrador con finos hilos, algo que nace de un fondo oscuro, de un “subsuelo” y que malbarata, en este caso, la vida de unos adolescentes que veranean despreocupados, en familia, en su parcela del valle, desconociendo lo que pronto va a depararles el futuro cercano, 'la noche envenenada'.

la reseña completa, aquí

24 marzo 2015

Por debajo de la superficie

Subsuelo. Antonio Martínez Asensio en Tiempo de silencio | Antena3.

(...)
lo más apasionante de esta novela, y de la forma en la que Marcelo Luján ha decidido escribirla, es la descripción que hace de lo que está por debajo de lo que vemos, por debajo de la superficie, como las hormigas, en el subsuelo, como los pies tocándose por debajo del agua, como la piscina, por debajo de nuestra línea de visión, central, el bosque, como los mensajes ocultos, como lo que ocurre fuera de la vista de todo el mundo, lo que escapa del control de los padres, las habitaciones con pequeños ventanucos, y lo que está escondido dentro de nosotros mismos, lo que ni siquiera saben de sí mismos los personajes, lo que ni siquiera sabemos de nosotros mismos o de las personas que tenemos más cerca y a las que creemos conocer, amar, con las que convivimos, las cosas más oscuras que nos pueblan, nuestros miedos más esenciales, nuestros monstruos, lo que vemos de nosotros mismos cuando nos miramos al espejo.

la reseña completa, aquí

19 marzo 2015

Maldad congénita, incestuosa y asesina

Subsuelo. Milo J Krmpotic' en Librújula.

(...)
Dos hermanos y una piscina: algo debía cambiar, a fin de cuentas, tantos siglos después de Caín y Abel. Pero no olvidemos las hormigas, esa masa informe que desde el Subsuelo del título amenaza con transmitir a la superficie su inquietud milenaria. Porque el simbolismo primordial sostiene y justifica la maldad congénita, incestuosa y asesina, de un personaje-motor que, en otras circunstancias, hubiera sumado a su naturaleza dolorosamente inexplicable un carácter molestamente increíble. Entretenimiento y mito, pues, se enroscan en una obra que parte de duras profundidades temáticas y alcanza muy notables alturas literarias.

la reseña completa, aquí

15 marzo 2015

La negrura adictiva

Subsuelo. Sergio Vicente en Vavel.

(...)
Quedan pocas páginas para salir airoso del juego planteado. Mas no hay tregua, el texto ahonda en el dolor, cada vez que el lector logra relajarse, una nueva píldora venenosa le aguarda en la siguiente línea. En este punto, ya es adicto. Es adicto a una familia atada a la desgracia, a lo inevitable. A lo que nadie quiere que pase, pero nadie puede evitar. Los ojos leen al vuelo. El vértigo que siente en la boca del estómago es porque sabe que lo peor está por venir. Eso pensará exactamente el lector: Lo peor siempre está por venir.

la reseña completa, aquí

10 marzo 2015

Seis palabras

Subsuelo. Jesús Lens en Pateando el mundo.

(...)
una novela terrible y perversa que dinamita los sueños de esa clase media española, media-alta, que todos sabemos que existe, pero que no suele ser sujeto narrativo. Una burguesía que, por ejemplo, ha sido cinematográficamente masacrada sin piedad, en Francia, por el más ácido y vitriólico Claude Chabrol. Y, en Alemania, por ese otro destroyer que es Michel Haneke.
Subsuelo es una novela que escuece. Que pica. Que jode. Una joya literaria que provoca sensaciones físicas en el lector. Una novela que te sacude, te abofetea y te vapulea. Una novela cuyo final corta la respiración y deja al lector con palpitaciones.

la reseña completa, aquí

06 marzo 2015

El confinamiento de la tensión dramática

Subsuelo. Sonia Aldama Muñoz en Ámbito Cultural.

(...)
una novela donde la tensión dramática nos confina hasta la crueldad de sus personajes, empujándonos cada vez más hacia lo tenebroso de la mente humana. Su lectura nos magnetiza y nos atrapa en una calma constantemente perturbada por la omnisciencia del narrador. Su mirada es la de una cámara que sigue de cerca la respiración de los mellizos, sus dudas, el miedo, la inocencia rota por la perversión que nace apenas de la casualidad, de esos presagios de la madre, o de la propia vida.

la reseña completa, aquí

01 marzo 2015

Sobre los límites del mal

entrevista a propósito de Subsuelo. Diario de León (por Luis Artigue)
 
(...) Se trata de un thriller impactante y perverso sobre una de esas familias en la que cuesta respirar. Posee un argumento metódico construido con estructura fílmica, y prosa que funciona, y un mundo psicotóxico que envuelve, y unos personajes que encarnan con naturalidad tanto el mal epidérmico como el mal profundo y, al hacerlo, te hacen pensar que este autor psicoanalíticamente argentino nos está hablando sin decirlo en su nueva novela de la complejidad de lo que somos y del peligro de lo que podemos ser.

la entrevista compeleta, aquí

24 febrero 2015

Tras las tapias y los setos

Subsuelo. Alexis Ravelo en Elemental de El País.

(...)
Al contrario que muchos que pueblan las mesas de novedades con sus historias de “ritmo trepidante y acción cinematográfica”, intentando convocar al asombro con excesivos giros para enrevesar argumentos que, en el fondo, no pueden evitar ser siempre el mismo, Luján es un estilista: con una prosa limpia, que huye de lo decorativo e involucra el flujo interno de conciencia de los protagonistas, maneja con sobriedad la técnica de la postergación, sin hacer trampas ni sacarse conejos de la chistera. Escribe para un lector adulto, con quien establece un juego perverso gracias a una sabia elección de la posición del narrador y un inteligente tratamiento del tiempo. Muestra lo que va a pasar, pero no exactamente cómo. Y, sobre todo, lo oculta a los personajes. Quizá por eso, al leer Subsuelo uno recuerda a ese tipo de narradores que supieron —con sobriedad, sin aspavientos ni adjetivos gratuitos— emplear su oficio en llegar a la raíz del dolor y mostrárnosla. Pienso en Steinbeck, en Erskine Caldwell. Acaso en Carson McCullers o en Cormac McCarthy. Son todos norteamericanos, lo sé. El lector, seguramente, tendrá una memoria más diversa que la mía.

la reseña completa, aquí

21 febrero 2015

Caminar a tientas por la cueva de la serpiente

Subsuelo. Paco Bescós en Revista Suburbano:

(...)
Esta sensación de estar recorriendo a tientas los oscuros túneles de un nido de víboras está tan lograda, en términos técnicos, que merece un párrafo aparte. En primer lugar, Luján opta por unos tiempos verbales fuera de lo común: abunda el uso del futuro y del presente continuo, de forma que el narrador parece anticiparse a las acciones de los personajes; la impresión que esto provoca en nuestros oídos es la de cualquier predicción, la cual uno nunca puede dar por cierta al 100% hasta que no se cumple. También abundan las descripciones ambiguas, el uso de inconcreciones, el cambio repentino de punto de vista, o las frases disyuntivas con las que el narrador parece corregirse a sí mismo. El lenguaje magistralmente utilizado para generar confusión, para generar desasosiego, mucho más desasosiego que una bomba adosada bajo un escritorio. Los hechos, ¿ocurren o no ocurren? Los objetos, ¿existen o no existen? Los personas, ¿son así? ¿Pueden realmente ser así? ¿Pueden realmente haber obrado así?

la reseña completa, aquí

16 enero 2015

avance

—¿Es él?
La madre de los mellizos asiente. Un sobre y una antigua caja de bombones encima de sus muslos. El vestido le cubre las rodillas y el discernimiento.
—¿Y esta eres tú?
La madre de los mellizos asiente. Y dice:
—Tenía dieciséis años.
Y dice:
—Es febrero: los había cumplido el mes anterior.
Y dice:
—Mira qué guapo era. Habíamos ido a la Costanera.
Y no lo dice pero lo piensa: Qué felices fuimos ese verano y qué poco faltaba para que pasara lo peor.

Subsuelo (el resto de la historia, el 2 de febrero en librerías)

11 diciembre 2014

avance

No fue la tarde.
    Ni el pantano ni la culpa.
    Ni el modo en que los mellizos sobrevivieron al aguijón de la noche envenenada.

Subsuelo (el resto de la historia, el 2 de febrero en librerías)

21 noviembre 2014

Guadalajara

"En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2014, la Universidad Autónoma del Estado de México y la Università del Salento presentan la "Colección La Maga", que reúne siete obras literarias de importantes autores argentinos. Tendremos el honor de contar con la participación de Paco Ignacio Taibo II y de Diego Símini, que presentarán los libros el domingo 7 de diciembre, desde las 10hs, en el Salón D, Área Internacional. También contaremos con la presencia de los autores Marcelo Luján, Guillermo Roz y Fernanda García Lao"


11 octubre 2014

Santander


"Una imagen fragmentada, indeleble. Porque si cierro los ojos vuelvo a caminar desde mi casa hasta El Sardinero, cuando el Racing todavía estaba en primera división y recibía, por lo tanto, al Real Madrid, y la ciudad enloquecía y la gente no sabía muy bien si festejar los goles de uno u otro equipo. Obstinada Santander: veo tus palacetes, tus helados de chocolate, tu lluvia, tus playas que fueron, para mí, camello de roca y sal, de niñas sin la parte de arriba del bikini, algo escondidas de las miradas siempre escandalizadas de tu santísima burguesía".

Retratos de ciudades: Santander. en Viernes, la revista de La Segunda (Chile)
crónica completa, aquí

03 octubre 2014

Cuentos cuervos

Muy pocas veces nos pasa -a los autores- que un libro colectivo llene tanto de orgullo a sus integrantes. Lo digo a título personal, aunque me consta que los compañeros de esta antología sienten exactamente lo mismo.

Cuentos cuervos es -qué duda cabe- más que un libro.

Coordinado por Enzo Maqueira y Jorge Lebrón (Loyds), y publicado por Planeta (Argentina), una docena de escritores hinchas de El Ciclón decidimos contar estas historias guiados por la pasión y el sentimiento azulgrana. Desde el cielo de Boedo nos alienta Osvaldo Soriano con "El nacimiento de San Lorenzo", extraordinario texto que enaltece el espíritu de esta antología. 

Así somos los cuervos, así es San Lorenzo.